TZ Jollyness - шаблон joomla Создание сайтов
Spanish English French German Russian

 

Sistemas de Calefacción - ¿Por qué elegir Biomasa?

 

A la hora de elegir un nuevo sistema de calefacción para el invierno es 100% recomendable usar biomasa y, en especial, las estufas de pellets. 

No solamente por el ahorro energético que te proporcionará, sino también porque se trata de un combustible totalmente ecológico, que no aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera.
 
La biomasa es aquel combustible que proviene directamente de la naturaleza, y el pellet, que es el combustible más utilizado, está formado por unos pequeños cilindros de serrín con un diámetro de 5-6mm y un largo de 10-25 mm. El prensado viene efectuado a alta presión y normalmente se venden empaquetados en sacos o bolsas y son muy faciles de transportar. Deben ser guardados en un lugar seco para que no se hinchen y pierdan propiedades, ya que la humedad, así como el agua, hace que su combustión sea más lenta y se produzcan humos.
 
El pellet tiene un gran poder calorífico, produce muy poco residuo en forma de ceniza como resultante de la combustión, es de fácil almacenaje y ofrece la posibilidad de aplicación en estufas y calderas permitiendo que funcionen de forma totalmente automática. 
 
 
Además su combustibe genera un nivel muy reducido de emisiones de CO2. Podríamos decir que se trata de un combustible CO2 neutral porque sus emisiones son tan íntimas que no contribuyen al efecto invernadero.
 
El ahorro energético que se obtiene con los pellets es muy importante, gracias a su bajo precio frente al de otros combustibles como el gasóleo, el propano, el butano y la electricidad.

Las estufas de pellet con circulación forzada de aire están equipadas con un ventilador que empuja constantemente el aire caliente que el hogar produce. De esta forma el calor se propaga rápidamente en todo el ambiente. Gracias al control electrónico de la centralita es posible controlar la potencia y velocidad del ventilador en función de las exigencias de cada uno.

Las estufas de pellets tienen un funcionamiento totálmente automático, con programador horario y termostato ambuiente, es decir, con automatización de las funciones de encendidoy apagado. Y dependiendo de la capacidad del depósito y del sistema, se deberá cargar más o menos frecuentemente la estufa con los pellets. Su diseño confiere confort al salón un ambiente agradable y acogedor.